Blog

Ultra Sierra Nevada con diabetes

Puede parecer que debo de estar acostumbrado a estas emociones previas, pero os digo que cada carrera es diferente, tanto las emociones como lógicamente los ajustes para afrontarla. Reconozco que últimamente estoy pasando por una etapa donde me cuestiono o me planteo mi paso por esta serie de carreras, donde la cabeza parece que no es tan fuerte como en otras y considero que voy a sufrir más de la cuenta. Esta fue una de ellas. A las 12:00 de la noche da salida a la carrera. Tenemos por delante 100km hacia nuestro objetivo, Pradollano, pero antes debemos de hacer cumbre en el Veleta a más de 3000 metros de altura. Una primera parte de carrera que creo que ya es un premio, ya que poder correr por alrededor de la Alhambra no se hace todos los días. Subir al mirador de San Nicolás y observar la luz e imponente Alhambra es una imagen que no olvidaré y hace olvidarnos por un momento lo que viene por delante y así poder sentirnos unos privilegiados al estar en una carrera de este tipo.